Viernes 31 de Octubre del 2014

ACTORES DEL HANAL PIXAN !

Cargando...

Mayormente nublado
Max: Cargando...
Min: Cargando...

Tipo de cambio
Dólar: Cargando...
Euro: Cargando...

Contáctanos
¿Deseas aparecer aquí? Comuníquese al 9992-597606

Quien fue y que hizo Miguel Hidalgo y Costilla

 El domingo 16 de septiembre de 1810 en la madrugada don Miguel Hidalgo y Costilla, fue alertado de que el movimiento libertario que encabezaba había sido descubierto y con sus seguidores inició la Independencia de México, desde su pueblo de Dolores, Guanajuato. Luchó en el centro de la República; tomó Valladolid, Guanajuato y marchó a Guadalajara, donde dictó la libertad de los esclavos y el cese de pago de tributos.
En febrero de 1811 se enfrentó en puente de Calderón al realista Calleja, perdiendo la batalla y con sus huestes enfila a Zacatecas donde sus subordinados insurgentes le quitan el mando. Así marcha al norte, siendo detenido el 21 de marzo en Acatita de Baján, Coahuila y llevado el día 26 a Chihuahua junto con Allende, Aldama, Abasolo y Jiménez.

La Santa Inquisición intervino en contra de él a través del licenciado Rafael Bracho en su carácter de auditor, quien formuló el dictamen el 3 de julio de 1811 sentenciando que “Hidalgo es reo de alta traición y mandante de alevosos homicidios, debiendo morir por ello, previa la degradación eclesiástica”.

El 30 de julio de 1811, Miguel Hidalgo y Costilla, con un crucifijo en sus manos, dirigió un mensaje al pelotón de fusilamiento encabezado por Pedro Armendáriz. “Aquí hijitos, mi mano os servirá de blanco”. La primera fila pegaron sus balazos en el vientre, haciendo ladear a Hidalgo; una segunda fila volvió a disparar pegándole también en el vientre. Nadie se animó a dispararle al corazón o a la cabeza, hasta que Armendáriz, dispuso que dos soldados apuntaran directamente sobre el pecho. Así murió Hidalgo, un 30 de julio a las 7 de la mañana.

Su cadáver fue exhibido al público en la Plaza de San Felipe, atado a una silla; luego un indio tarahumara le cortó la cabeza y la colocó en un costal con sal. Su cuerpo fue enterrado por los padres penitenciarios de San Francisco, mientras que las cabezas de Hidalgo, Allende, Aldama y Jiménez, fueron exhibidas en Chihuahua, Zacatecas, Lagos de Moreno, León, y Guadalajara, para llevarse luego a Guanajuato, exhibiéndose en los cuatro ángulos de la Alhóndiga de Granaditas, de donde las retiró el pueblo en 1821, en vísperas de consumarse la Independencia.

LA IGLESIA NIEGA EX COMUNION DE HIDALGO
Para muchos mexicanos es incomprensible que don Miguel Hidalgo y Costilla, hubiera sido ex comulgado y lo más grave, cuando en cada oportunidad las autoridades religiosas digan que nunca existió excomunión alguna, faltando a la más elemental verdad.
El 14 de abril de 1800, don Miguel Hidalgo y Costilla en la Fiesta de la Pascua de Resurrección en Taximaroa, se refirió ante varios religiosos a la Historia Eclesiástica de Claudy Fieury, que contenía fuertes afirmaciones para la época, tales como la de que la Iglesia estaba manejada por ignorantes, que la Epístola de San Pablo era falsa y que la Biblia debían estudiarse, con libertad de entendimiento.

Entre los asistentes estaban los mercedarios Joaquín Huesca y Manuel Estrada, así como los presbíteros Antonio Romero y José Martín García Carrasquedo, de lo que Huesca no se aguantó y presentó una denuncia ante el Tribunal de la Santa Inquisición, acusando a Hidalgo de herejía. La denuncia fue archivada por falta de méritos.

Es el 23 de septiembre de ese año cuando el Obispo de Michoacán Manuel Abad y Queipo, dicta el terrible Decreto de Excomunión y Anatema, contradiciendo los postulados cristianos, documento poco conocido y que las autoridades eclesiásticas niegan que se haya dictado, dice textualmente:

EX COMUNION DE DON MIGUEL HIDALGO
“Por autoridad de Dios Omnipotente, Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; y de los Santos Cánones, y de la Inmaculada Virgen María, madre nodriza de Nuestro Salvador; y de las virtudes celestiales, ángeles, arcángeles, trono, demonio, papas, querubines y serafines; de todos los santos patriarcas y profetas; y de los apóstoles y evangelistas, y de los santos inocentes, quienes a la vista del Santo Cordero se encuentran dignos de cantar la nueva canción; y de los santos mártires y santos confesores y de las santas vírgenes, y de los santos juntamente con todos los santos y electos de Dios; Sea Condenado Miguel Hidalgo y Costilla, ex cura del Pueblo de Dolores. Lo excomulgamos y anatemizamos, y de los umbrales de la Iglesia del Todopoderoso Dios lo secuestramos para que pueda ser Atormentado eternamente por indecibles Sufrimientos juntamente con Dathán y Abirán y todos aquellos que le dicen al Señor Dios ¡Vete de nosotros porque no queremos ninguno de tus caminos! Y así como el fuego es extinguido por el agua que se aparte de él la luz para siempre jamás. Que el Hijo, quien sufrió por nosotros, lo maldiga. Que la Santa Cruz de la cual Cristo, por nuestra salvación ascendió triunfante sobre sus enemigos, lo maldiga. Que todos los ángeles y arcángeles; los principados y las potestades y todos los ejércitos celestiales, lo maldigan. Que San Juan precursor, y San Pablo; San Juan el Bautista y San Andrés y todos los demás apóstoles de Cristo juntos lo maldigan, y que el resto de sus discípulos y los cuatro evangelistas, quienes por su predicación convirtieron al mundo universal, y a la santa y admirable compañía de mártires y confesores; quienes con su santa obra se encuentran aceptables al Dios Omnipotente, lo maldigan. Que el Cristo de la Santa Virgen, lo Condene. Que todos los Santos desde el principio del mundo y de todas las edades que se encuentran ser los amados de Dios lo Condenen, y que el cielo y la tierra y todas las cosas que hay en ello lo condenen. Sea condenado Miguel Hidalgo y Costilla, en donde quiera que esté, en la casa o en el campo, en el camino o en las veredas, en los bosques o en el agua, y aún en la Iglesia que Sea Maldito, en la vida y en la muerte, en el comer y en el beber, en el ayuno y en la sed, en el dormitar y en el dormir, en la vigilia y andando, acostado o andando, gimiendo o cantando y en toda sangría. Que sea Maldito, en la corona de su cabeza y en sus sienes, en su frente y en sus oídos, en sus cejas y en sus mejillas, en sus quijadas, y en sus narices y en sus dientes anteriores y en sus molares; en sus labios y en su garganta, en sus hombros y en su muñeca, en sus brazos y en sus manos y en sus dedos, Que sea Condenado, en su boca, en su pecho, en su corazón y en todas las vísceras de su cuerpo que sea Condenado, en sus venas, en sus muslos, en sus caderas, en sus rodillas, en sus piernas y en sus pies y las uñas de sus pies que sea maldito, en todas las junturas y articulaciones de su cuerpo. Desde arriba de su cabeza hasta la planta de sus pies, que no haya nada bueno en él. Que el Hijo de Dios viviente con toda la gloria de su majestad Lo Maldiga: y que el Cielo con todos los poderes que en él se mueven, se levanten contra él, Que lo maldigan y lo condenen.
¡Amén Sea Amén!

HIDALGO, REIVINDICADO POR LA IGLESIA
En 1953, todo México vivió la gloria del Segundo Centenario del nacimiento de Don Miguel Hidalgo y Costilla y para ello se hicieron festejos oficiales, tanto en la ciudad de México, como en Guanajuato y Corralejo y dentro de ellos, la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, hizo una ceremonia, para regresar al seno de Dios al cura de Dolores, don Miguel Hidalgo.

En México el viernes 8 de mayo, la Iglesia Mexicana, dispuso que en el acto más solemne en lo que va del siglo, reconocía públicamente la grandeza espiritual del Padre de la Patria y lo admitía nuevamente en su seno, como uno de sus hijos predilectos. El acto se celebró con solemnes ceremonias en la Catedral Metropolitana en la que ofició en Misa Pontifical y un Te Deum, el Arzobispo Primado de México, monseñor Luis María Martínez, quien dijo en la Homilía: “Agradecemos al Señor, el advenimiento al mundo del Cura Hidalgo y muy especialmente el que este advenimiento haya acaecido en nuestra amada patria”.

El mismo 8 de mayo de 1953, en Guanajuato, se rindió un gran homenaje a Don Miguel Hidalgo y Costilla, en conmemoración del Segundo Centenario de su nacimiento, acto que fue presidido por el Gobernador del Estado, Lic. José Aguilar y Maya y por el pueblo en general.

El acto se desarrolló en la Hacienda de Corralejo, del Municipio de Pénjamo donde nació Hidalgo y en Dolores Hidalgo, donde dio el Grito de Independencia, asistiendo a la ceremonia con la representación del Presidente de la República, el arquitecto Carlos Lazo, Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas.
*Fragmentos del libro “Bicentenario de la Independencia” de Enrique Estrada Barrera.

*El autor es Premio México de Periodismo,
Cronista y Forjador de Baja California.

 

El origen de la palabra sosquil


Lucir en las piernas, cortar el cabello, acepillar, raer, raspar, rallar queso o pan y escamar pescado, puede significar.

La serpiente negra de Yucatan


CANEK, significa serpiente negra, invita a levantarse en armas por la injusticia de las castas en Yucatan. Hoy nada ha cambiado...

Inscribirse al boletín


 

Los beneficios de las frutas y verduras


Conozca las principales que debe de consumir para mantenerse saludable. Estan al alcance de su vista y presupuesto.

La formacion de un Reportero


De no existir la chispa genial, pronto se le acaba la cuerda y se convierte en un chapucero, en un gacetillero.

Mapa del sitio

Opiniones

Los aspirantes cuasi ángeles, paladines o santos patronos

La ciudad casi se ha cubierto con imágenes espectaculares de cuasi ángeles, paladines o santos patronos, quienes ofrecen dar ?su vida? por Mérida y presumen de su contacto con la s...

Por Miguel II Hernández Madero

Servicios


Copyright © 2014 Yucatán Informativo. Todos los derechos reservados. Programado por Rodrigo Sevilla.